“¿LIBERTAD DE PRENSA O PRENSA SIN LIBERTAD ..”

La Libertad de Prensa debe ser un derecho del periodista por ser un derecho que afecta directamente al Pueblo. El Pueblo debe estar informado fielmente de lo que sucede en el mundo y más concretamente de lo que sucede a su alrededor. Ocultar o maquillar la realidad no hace sino mantener al Pueblo con una venda en los ojos privándole de lo que le afecta en su vida cotidiana. Mantener a la sociedad con mentiras o falsas verdades no es un signo de progreso ni avance tanto en lo político como en lo social que cada vez más reclama la sociedad moderna.
Debemos exigir a los Gobiernos que las personas que tienen la posibilidad de informar lo puedan hacer libremente, sin miedo a las represalias en forma de multas e incluso con penas de prisión.
De lo que se trata es de romper el “diálogo de sordos” existente en ciertos países que se niegan a dar la libertad necesaria a la prensa para que puedan informar libremente sin dependencia del tema tratado. Debemos obtener un compromiso por parte de las autoridades para conseguir avanzar en este terreno dotando a la prensa de la Libertad que requiere para poder informar, siempre respetando una serie de reglas entre ambas partes.
Como hemos dicho anteriormente, para que se avance en ese sentido, debe haber un compromiso por parte del Gobierno para conseguir que la evolución en el campo de las libertades no choque con un marco jurídico que imposibilita una evolución consistente. En ciertos países existen leyes que limitan e incluso coartan la libertad de prensa con multas o llegando al extremo de penas de prisión. Es lamentable que por mostrar la verdad al pueblo se pueda llegar a la privación de la libertad no solo de expresión sino en el más estricto sentido de la palabra “Libertad”. Esto hay que suprimirlo a favor del Pueblo. Para cualquier país que desee construir un Estado de Derecho no puede permitirse este tipo de represalias.
Para crear un Estado avanzado y moderno se debería garantizar una mejor comprensión de las situaciones y una mayor protección de los periodistas. Igualmente, se debería impedir las condenas exorbitantes por daños y perjuicios. La proporcionalidad entre el delito y la sanción debe ser una regla de derecho.
Tenemos casos de periodistas a los que se les ha aplicado una prohibición profesional que les imposibilita ejercer su oficio como periodista durante años. Debemos decir que esta medida podría catalogarse de arcaica.
En Resumen, si el camino que se quiere conseguir es un Estado de Derecho no podemos permitir que nada obstaculice el proceso de progreso de un Pueblo o sociedad, ocultando, manipulando o maquillando la información. Para que esa información sea lo más fiel a la verdad debemos permitir a la Prensa disfrutar de “Libertad”.

Deja un comentario